Los tirantes, uno de los accesorios más clásicos de la moda para caballero, fueron creados en Londres durante el año 1820 por Albert Thuston y cuyo propósito era sujetar correctamente los pantalones a la vez que se le proporcionaba al hombre una mayor comodidad y movilidad con el traje de la época, los cuales eran de uso diario y necesitaban ser lo más cómodo posibles.

Los cinturones desbancaron el uso de los tirantes y se presentaban como un accesorio moderno y novedoso, su popularidad creció como la espuma y los tirantes quedaron en un segundo plano hasta que a finales de los años 80 empezaron a recuperar su protagonismo.

El regreso de los tirantes como complemento estrella de la moda masculina a finales de los años 80 destacó por la particularidad de sus nuevos y originales diseños en los que las formas y colores daban un nuevo concepto al uso de los tirantes.

Es así como muchos años después de su invención los tirantes volvieron para cumplir con una función no solo de sujetar los pantalones de los caballeros, sino también de adornar y complementar diferentes estilos de trajes, e incluso atuendos casuales o urbanos, aportando ese toque clásico de elegancia.

¿Cuándo usar tirantes?

La mejor ocasión para usar tirantes es sin duda con un traje formal o de etiqueta. A diferencia del cinturón, los tirantes suman un plus de elegancia al traje eliminando la forma de la hebilla del cinturón que suele crear bultos en los pantalones y en la chaqueta o chaleco. Los tirantes dan mayor sujeción a los pantalones, y estéticamente logran alargar y mejorar la figura masculina.

Pero aunque el uso de los tirantes normalmente está muy ligado al traje de etiqueta hoy en día se pueden combinar perfectamente con atuendos casuales o de estilo urbano y los resultados son increíbles. Un ejemplo de ello es la combinación de los tirantes con los clásicos vaqueros y camisa blanca de vestir lisa.

Esta combinación crea un look simple y fácil, mezclando lo clásico con lo moderno y apta para lucir elegante en cualquier ocasión que amerite un poco más de esfuerzo a la hora de vestir.

Detalles interesantes de los tirantes

Una de las mejores características de los tirantes para hombre es su versatilidad, ya que sean en forma de H, X o Y siempre son un acierto para un look perfecto sin importar la época del año.

En verano, la temporada de bodas del año, es un momento ideal para usar tirantes. Estos te permitirán lucir impecable en eventos de más caché y también en otros eventos más informales transformando un atuendo básico y sencillo de verano en uno elegante pero a su vez fresco, ideal para soportar para las altas temperaturas del verano, momento en el que se hace casi imposible llevar una americana como parte del traje.

Consejos para usar tirantes:

Nunca se deben usar tirantes con cinturón.
Puedes usar tirantes con pajarita y corbata, en cuyo caso el color de éstas debe combinar o ser del mismo color que el de los tirantes.
En caso de no usar corbata o pajarita, los tirantes pueden servir como complemento si contrastan con el color de la camisa.
Los tirantes de pinza se pueden usar con cualquier tipo de pantalón.
Los tirantes de latiguillo solo pueden usarse con pantalones que tenga botones interiores para sujetarlos.


Recuerda que los tirantes siempre estarán considerados una prenda representativa de la elegancia, aunque su diseño se haya modificado con el paso del tiempo, nunca dejarán de ser un absoluto clásico de la moda masculina y el accesorio perfecto para hacer de tu look Cencibel un conjunto original y distintivo del caballero elegante pero moderno. Visita nuestro catálogo y consigue todas las opciones de tirantes para caballeros.