Las corbatas rojas son muy utilizadas entre los círculos del poder y no hace falta mezclarse entre ellos para comprobarlo, no es difícil verlas en políticos o en empresarios cuando aparecen frente a los medios de comunicación, y no hay nada por lo que extrañarse, ya que este color es todo un símbolo de pasión, poder y fuerza.

Pero no solo se han convertido en un complemento preferido entre poderosos, sino que también acaban de subirse al carro de las tendencias causando un increíble furor, ya que es el color perfecto para darle un toque que rompa con la monotonía del traje, siendo además ampliamente aceptada para cualquier edad y ocasión. Ahora que esta moda viene pisando fuerte, te vamos a explicar cómo combinarla para que causes la mejor impresión posible.


El traje perfecto para la corbata roja


Empecemos por el traje, la elección del color de traje es muy importante para crear ese toque que deseamos, por lo tanto, no vale elegir trajes cuyo color pertenezca a la misma gama cromática ni otros que permitan hacer mezclas.

No obstante, uno de los motivos principales del triunfo de esta moda es por que no hace falta romperse la cabeza para conseguirlo, basta con elegir a los clásicos como:

Negro
El más socorrido pero a la vez el más favorecedor, ya que se consigue el efecto deseado a la perfección sin perder la seriedad y el sofisticamiento que transmite el traje negro.

En realidad, es un traje con la que se puede combinar cualquier tipo de corbata, nos aporta personalidad sin perder ni un ápice de nuestra elegancia. Es una apuesta segura independientemente del matiz que tenga esa corbata roja.


Gris
Otro tipo de traje que tampoco suele faltar en nuestros armarios y, al igual que ocurre con el negro, también es muy combinable. Pese a la cantidad de matices que presenta este color, no hay que tenerle miedo, le queda bien cualquier tono rojizo.

No obstante, cabe recordar de que el traje gris no es tan adaptable a cualquier ocasión como el negro, ten en cuenta que, por muy bien que quede un traje gris claro con esta corbata, es mejor lucirlo en un evento nocturno que para acudir en una reunión.


Azul Marino
Sin duda otro clásico cuyo efecto es el mismo que en el negro. Es un color que también logra hacer unas combinaciones muy versátiles, sin embargo, la primera corbata que nos viene a la mente para combinar con este traje es, precisamente, la roja.

Es el contraste preferido y la alternativa perfecta si queremos huir del negro de siempre. Cabe destacar que este traje es uno de los mejor valorados a nivel profesional.

¿Qué camisa usar con corbata roja?
Le ocurre lo mismo que con los trajes, lo ideal es ir hacia los colores neutros y clásicos. Recordemos que nuestro objetivo es contrastar, por lo tanto, si elegimos un traje oscuro junto con una corbata con un color llamativo, la camisa debe ser de un color muy claro. Los colores más socorridos y apropiados para este fin son:


Blanco
Es la opción más usada junto con el negro, ya que ambos forman el conjunto estándar para ir a cualquier evento que implique llevar traje. El lucir nuestra corbata roja junto con esta camisa es una apuesta segura y discreta, así que si no estás del todo seguro en cuanto a combinaciones, esta no te fallará.


Azul Celeste
Es también una de las opciones más elegidas y es que el contraste que genera el azul celeste con el rojo es la mejor de todas. Normalmente el traje que suele acompañar a esta camisa es el azul marino, pese a que pueda parecer que haya demasiado colorido en el traje. Si es la primera vez que lees acerca de esta combinación, te podemos asegurar de que es una elección muy elegante y discreto.


Y, ¿con qué accesorios lo combino?
Es un punto al que nadie toma en cuenta pero debería tenerla, ya que son capaces de tirarnos por tierra todo un conjunto elegante y elaborado si éste no es el apropiado. La elección del complemento adecuado no solo reside en lucir un reloj que siga misma elegancia, sino que también en otros menos perceptibles como un pañuelo.

Los pañuelos deben de ser telas que posean una cierta calidad y un buen doblado, de esta forma nos ayudará a resaltar la sofisticación del conjunto. Los hay de todos tipo de estilos, colores y estampados adaptados al gusto de cada uno, pero en este caso vamos a hablar del pañuelo a llevar si nuestra corbata es roja.

La primera norma no escrita es que nunca lleves la corbata y el pañuelo del mismo color, estampado y material, a no ser que acudas a un evento muy formal, por ejemplo, una boda.

Podemos optar por buscar pañuelos con tonalidades azules y grises, ya que hemos visto que quedan bien en trajes y camisas. No obstante, si queremos menos contraste también podemos optar por un pañuelo blanco o por el mismo color rojo de la corbata pero con estampado para diferenciarse.

Como se ha podido ver, la elección de nuestros accesorios no es un asunto banal y la elección de la corbata es de la que más importancia tiene. En Cencibel tenemos una gran variedad de corbatas y pañuelos para que puedas elegir y hacer las combinaciones que más te interesen, no dudes en visitar nuestra web y ponerte en contacto con nosotros para cualquier consulta.