La importancia de los complementos masculinos aumentan con el pasar del tiempo, y es que un look siempre es más divertido y potente si le añades algún complemento como una pulsera, que son accesorios que nuncan pasan de moda. Por eso, te enseñamos cómo elegir la pulsera para hombre perfecta, cómo combinarlas y te damos algunos consejos sobre ellas.

Pulsera de piel trenzada

La pulsera de piel es uno de los accesorios más fáciles de llevar con cualquier look para dar un último toque de distinción; además, puede ayudarte a expresar tu personalidad sin necesidad de hablar. Al final, la clave para usar una pulsera de hombre es la naturalidad, por eso la mayoría de pulseras de piel o cuero suelen tener tonos oscuros negros, tonos café o tonos chocolate, combinadas con técnicas artesanales como la trenza.

¿Cómo elegir la pulsera de hombre correcta?

Para encontrar esa naturalidad a la hora de llevar este accesorio son varias las cosas que debes tener en cuenta, como por ejemplo sus proporciones y ajustes, el lugar al que te dirijas o el estilo en general.

¿Cómo encontrar la talla de pulsera adecuada?

Para que con la pulsera te sientas lo más cómodo posible debes dejar el justo espacio entre la muñeca y ella, ya que así evitarás llevarla muy ajustada pero que tampoco sientas que se va moviendo todo el rato de arriba a abajo por tu antebrazo o mano. Un buen truco para asegurarte es meter uno o dos dedos entre la muñeca y la pulsera.

Consejos para llevar pulseras de piel elegantes

- Evita ponerte más de dos piezas a la vez.
- Cuidado con los materiales, ya que la pulsera se podría dañar.
- Si buscas elegancia, decántate por el cuero y por colores neutros.
- Si te vas a poner una pulsera gruesa, podría formar bultos debajo de tu puño, así que debes fijarte en que quede a la altura de la manga.

Consejos de estilo sobre pulseras de piel

Este complemento se ha convertido en uno de los favoritos y el que nunca pasa de moda, gracias a su versatilidad y el estilo que aporta. Por eso, cada una de ellas tiene un gran acabado y expresa la personalidad de quien la use. Entre algunos de los consejos que deberías saber se encuentran:

- Ponte la pulsera opuesta a la del reloj. Sin embargo, si eres una persona que prefiere llevarlos juntos, intenta procurar que el reloj y la pulsera no tenga un tamaño similar (por el peso visual). Por ejemplo, una pulsera fina con un reloj grueso. Sin embargo, ten en cuenta que tú pulsera va a estar ahí mientras trabajas, por lo que quizás deberías ponértela en la mano que menos usas.

- Haz que el color de tu pulsera haga juego con el tono de base de tu look, por ejemplo, la base de tu camisa o el botón. Igualmente, si quieres una pulsera que haga juego con todo, te recomendamos alguna de piel trenzada marrón claro o una pulsera trenzada marrón oscuro.

- También puedes incluir o combinar este accesorio en los outfits más relajados o incluso más sobrios, que le pueden aportar bastante personalidad a tu look.

Los beneficios de comprarte una pulsera Cencibel

Cierre magnético de acero inoxidable: con este diseño va a hacer que puedas ponértela y quitártela sin esfuerzo y con la máxima comodidad.

Artesanía de alta calidad: nuestras pulseras trenzadas están hechas con materiales de alta calidad y sin cromo, que hace que el accesorio no se deteriore y dure durante mucho más tiempo.

Está disponible en varias medidas: talla M – 20 cm (16-17 cm de contorno de muñeca, aprox). Talla L – 21 cm (17-18 cm de contorno de muñeca, aprox). Talla XL – 22 cm (18-19 cm de contorno de muñeca, aprox).

Es el regalo perfecto: ya sea nuestra pulsera trenzada marrón oscuro; nuestra pulsera trenzada original; nuestra pulsera trenzada; la pulsera trenzada de colores de la bandera de España o el modelo más grueso.

Si quieres optar por accesorios de calidad, visita nuestra página web cencibel.es, donde podrás encontrar una amplia variedad. Además en nuestro catálogo encontrarás la mejor moda de hombre como pañuelos, cinturones, corbatas, pajaritas o fulares.

No dudes en contactar con nosotros ante cualquier duda, te asesoraremos sin compromiso alguno.