Todos tenemos en el armario un traje que resulta siendo el favorito, pero quizá ese traje cómodo y fresco sea demasiado casual como para llevar a una boda en verano. Aunque las bodas en verano tiene un toque más suelto y desenfadado que el resto de las bodas del año, la idea tampoco es ir a una boda veraniega como quien va a un cóctel de medio día.

Pero si de verdad adoras tu traje casual por ser fresco, cómodo y porque te sientes a gusto con el, hoy estás de suerte, ya que en este artículo vamos a darte algunos tips para que puedas convertir tu traje casual en un traje formal, digno y apto de una boda.

Todo está en los detalles

Para poder transformar tu traje casual en una versión mejorada y apta para una boda en verano es importante mirar los detalles que conforma el conjunto entero, y es que precisamente es en esos detalles donde encontrarás la clave entre llevar la misma corbata, con la misma combinación de todos los años o utilizar todos lo elementos del traje a tu favor para darle una nueva apariencia.

Los elementos más importantes a tomar en cuenta serán: los tirantes, pajarita, gemelos, zapatos, calcetines, pañuelo y cuello de la camisa. Eso sí, sin mezclarlo todo, con moderación para no llevar un traje demasiado cargado.

Primero fijate en el color de tu traje, partiendo de esa base podrás comenzar a cambiar los pequeños detalles que acabarán por cambiarlo todo. Si tu traje casual es azul marino, entonces estás de enhorabuena. Puedes conjuntarlo con una camisa, nueva por supuesto, de color azul marino también, quizá un tono más oscuro que el del pantalón y la chaqueta para crear el contraste de colores. En cuanto a los zapatos, con unos oxford de color marrón oscuro y un cinturón a juego, habrás creado un look sencillo pero muy elegante para cualquier boda.

Si tu traje en cambio no es azul marino sino es de colores más claros, más propios del verano, entonces a la hora de buscar una camisa te recomendamos optar por los tonos pasteles como el rosa, azul o incluso el verde para los que son un poco más atrevidos. Recuerda que si vas a usar tirantes nunca debes conjuntarlos con un cinturón, solo puedes escoger uno de los dos.

La ventaja de llevar tirantes a una boda de verano, es que si en algún momento decides prescindir de la chaqueta por el calor, tu traje seguirá teniendo mucho encanto gracias a los tirantes. Pero para darle un toque de encanto extra necesitas crear una combinación ideal.

Si tu camisa es de color pastel o suave, dale vida al traje con unos tirantes de tono más oscuro para destacar ese contraste. Claro que también puedes atreverte con unos tirantes estampados, los favoritos del verano.

Pequeñas pero notables diferencias

El pequeño gesto de colocar el pañuelo perfecto a juego con el resto de complementos de tu traje puede que lo convierta en un éxito seguro.

Un par de consejos sobre el uso del pañuelo si llevas corbata o pajarita. Si estas son estampadas escoge un pañuelo unicolor pero que sea un color presente en el estampado, de esta forma te aseguras una buena combinación. Pasa lo mismo si la corbata o pajarita es lisa, en este caso puedes optar por un pañuelo estampado pero que incluya el color de la corbata o pajarita en la paleta de colores del estampado.

No olvides usar unos gemelos para darle un toque de absoluta elegancia a tu traje casual, y como estamos en verano, completa con unas gafas de sol que te ayuden a acentuar las facciones de tu rostro.

Entra en nuestro catálogo online y consigue los mejores complementos para refrescar tu traje casual y convertirlo en un look Cencibel de verano.